Menú Principal
18 de Agosto de 2020

Telemedicina en Pandemia: Consultas médicas a distancia

El Hospital Félix Bulnes ha sido visionario en adelantar el uso de teleconsultas y telemedicina antes de la pandemia, con el objetivo de reducir las listas de espera y evitar aglomeraciones de pacientes en el hospital. Con la emergencia sanitaria se hizo fundamental para dar continuidad a los controles médicos.

La inevitable llegada del virus COVID-19 ocasionó el cierre de consultas médicas en la mayoría de los Servicios y Unidades del Hospital Félix Bulnes y significó poner en prioridad la atención de pacientes con posibles contagios de COVID-19.

Hoy, cuando los niveles de contagios aparentemente están bajando, se ha vuelto a poner importancia a resolver las listas de espera GES, sobre todo para aquellos pacientes oncológicos o de mayor urgencia. Para ello, se resolvió expandir la telemedicina; estrategia que el Hospital había implementado en tiempos previo a la pandemia pero que ha significado una mayor utilidad durante los últimos meses.

Según la Dra. Lilian Pérez, encargada de Telemedicina en el Hospital Félix Bulnes, el concepto de telemedicina involucra diversas actividades: las consultas entre profesionales, atender interconsultas con pacientes, hacer capacitaciones, etc. Es decir, son prestaciones de salud que se realizan a través de alguna tecnología de información. Y dentro de la telemedicina se encuentra la teleconsulta; donde un profesional de salud, a través de un llamado telefónico o correo electrónico, realiza seguimientos, asesoramientos y diagnósticos a un paciente. 

Los servicios que utilizan la teleconsulta son: Dermatología, Traumatología Infantil y Adulto, Urología, Coloproctología, Diabetes, Reumatología, Hematología, Neurología Infantil y Adulto, Broncopulmonar Infantil, Pre-Quirúrgicos y Cuidados Paliativos.

“Nuestro establecimiento ha sido visionario en la implementación de teleconsultas, ya que anteriormente a la pandemia, los servicios de Reumatología, TACO y Diabetes atendían a pacientes a través de llamados y plataformas online, incentivando que no fuesen al hospital y ser más eficientes en las listas de espera”, dice E.U. Daniela Andrade, Enfermera Coordinadora de Atención Ambulatoria.

El programa piloto de Tele-TACO (Tratamiento Anticoagulante Oral) comenzó a funcionar en febrero de 2020 en la comuna de Renca, alcanzando a atender 120 pacientes. Al empezar antes del arribo del COVID-19 a Chile, se permitió analizar su funcionamiento y garantizar su éxito durante la pandemia. Así, la cifra de atenciones ha incrementado mes a mes, logrando realizar teleconsultas a 490 pacientes en el mes de julio. El objetivo del Tele-TACO es reducir las distancias, permitiendo al usuario trasladarse a su centro de salud más cercano, y que desde allí a través de llamado telefónico o el uso de la plataforma online que comparte la Red de Salud Metropolitana Occidente, el médico especialista del hospital entregue a su contraparte las indicaciones y medicamentos necesarios. “Hoy en día, gracias a las teleconsultas, de los 100 pacientes que TACO atiende al día, 50 de ellos no tienen que trasladarse al hospital, disminuyendo la posibilidad de nuevos contagios” afirma E.U. Daniela Vargas, Enfermera Supervisora (S) de Atención Ambulatoria.

Ante la suspensión de atenciones por la pandemia, fueron los equipos clínicos de las distintas especialidades del Hospital Félix Bulnes los que resolvieron la comunicación y agendamiento de controles médicos a través de las teleconsultas.

El Servicio de Dermatología ha utilizado el recurso de telemedicina no sólo para evitar contagios de COVID-19, sino también para disminuir las listas de espera. El Servicio se contactó con los médicos de atención primaria de las comunas de Renca, Quinta Normal y Cerro Navia, a los que se le entregó un correo exclusivo para realizar interconsultas que se resuelvan dentro del mismo día. Así, son los consultorios los que envían fotos de sus pacientes al especialista, donde el Dermatólogo analiza la fotografía y le envía una recomendación. Luego, el médico del consultorio entrega las indicaciones a los pacientes, sin tener que ser derivados al Hospital.

Desde el mismo Servicio de Dermatología, al suspenderse las consultas por la pandemia, se decidió también hacer un filtro de los pacientes en lista de espera por diagnóstico. Partiendo por los más graves, los pacientes fueron contactados por teléfono, se les pidieron fotografías y dependiendo del análisis se mandaba receta o se pedía evaluación presencial.

“Las afecciones de la piel se diagnostican principalmente de forma visual, por lo que la atención a distancia ha sido de gran ayuda para resolver las afecciones que necesitan atención urgente”, dice la Dra. Pérez.

El otro servicio que ha estado utilizando la teleconsulta es Psiquiatría, Servicio que ha seguido atendiendo a sus pacientes estables con controles vía teléfono y posterior emisión de recetas con despacho territorial de fármacos. La atención de pacientes críticos ha continuado a través del Policlínico de Contingencia para adultos, creado a raíz de la emergencia sanitaria.